Trastorno Obsesivo-Compulsivo

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo puede llegar a ser muy limitante.

NO ERES CULPABLE DE ESTA SITUACIÓN.

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo puede llegar a ser muy limitante para quien lo sufre. Se caracteriza por una serie de pensamientos e ideas que aparecen de manera constante por la mente en forma de pensamiento y que son difíciles de gestionar.

Esta situación provoca ansiedad y angustia en quien lo padece y, por eso, es frecuente que se realicen determinadas conductas con el objetivo de liberar dicha tensión, bien sea mediante conductas observables (por ejemplo, tener que lavarse las manos, tocar algo un determinado número de veces…) o bien mediante conductas no observables (contar mentalmente hasta un número mágico).

A menudo, la persona es consciente de que sus pensamientos no tienen base real o que son “absurdos”, pero no puede evitar que le invadan y le resulta muy complicado dejar de realizar los rituales compulsivos.