Compártelo

 

Beneficios que obtendrás si te alimentas de esta manera:

  • Mayor autoconocimiento, de tal forma que aprenderás a reconocer las sensaciones de hambre y saciedad. ¿Sabías que el cerebro tarda unos 40 minutos aproximadamente en recibir dichas señales de saciedad? Con el ritmo frenético de nuestra sociedad, muchas veces, comemos en 15 minutos y no damos tiempo a que estas señales lleguen. Por eso, un@ come de más cuando en realidad ya no tiene hambre. Con las pautas adecuadas esto no te ocurrirá.
  • Aprender a regular las cantidades de comida que realmente necesitas traerá, como consecuencia, que puedas mantenerte en el peso adecuado para ti sin esfuerzos y disfrutando de la comida.
  • Diferenciar entre el hambre fisiológica y el hambre emocional y gestionar aquellas emociones como la culpa, la vergüenza, el miedo, el aburrimiento, asociadas tan frecuentemente a la comida.
  • Tener una buena salud intestinal.
  • Adquirir hábitos saludables y mantenerlos en el tiempo, por lo que la sensación de bienestar será parte de tu vida.
  • Mejorar tu salud general, ya que todo lo que ocurre en tu cuerpo, repercute también en tu mente y en tus emociones. Te sentirás con más energía, más centrad@ y con mejor humor.

Entiendo que los cambios al principio pueden costar un poco. Si quieres yo puedo acompañarte en este proceso de mejora de tu salud y ayudarte a incorporarlo como un hábito en tu vida con el objetivo de que después puedas mantenerlo tú sol@. Así será mucho más fácil de lo que imaginas.

Visita mi web para saber más acerca de mí, de cómo trabajo y cómo contactarme.